El uso del Video Marketing en una estrategia digital

El uso del Video Marketing en una estrategia digital

Categoría: 

Dicen que las personas sólo recuerdan el 10% de lo que oyen, el 20% de los leen y el 80% de lo que miran. Si a estas cifras le sumamos que 9 de cada 10 usuarios ven vídeos de las marcas y que el 65% de estos acaban visitando la página web de la empresa, no hay excusas para no integrar el Video Marketing en una estrategia digital.
 
¿Queréis más motivos para empezar a trabajar con este tipo de contenido?
 
Cuestión de gustos: Es el formato que más gusta y el más fácil para llamar la atención del consumidor permitiendo además desarrollar un fuerte lazo entre el cliente y la marca. Los usuarios prefieren el contenido visual al escrito, es más fácil de consumir y mucho más entretenido que leer un texto.
 
Genera más engagement: Es perfecto para transmitir sentimientos y emociones. Este tipo de contenido humaniza a la empresa y genera confianza. Y aún más importante, crea valor y emociones al consumidor haciendo que el engagement con la marca sea más fuerte.
 
Mejora el ratio de conversión: Los vídeos ayudan en la decisión de compra de 9 de cada 10 consumidores. La mayoría tiene más predisposición a comprar en aquellas webs en las que haya contenido audiovisual del producto. Además, los vídeos de calidad mejoran la imagen de marca y la credibilidad de esta.
 
Viralidad: Las campañas de Video Marketing son más susceptible de ser virales que una convencional. Con un click el consumidor ve el vídeo y con otro lo comparte. Para esto es importante conocer a la audiencia y saber lo que le gusta.
 
Aumenta el tráfico a web: Los vídeos captan fácilmente la atención del usuario ayudando a que la web tenga más visitas y de más duración. Se prevé que en 2018 el 84% del tráfico generado provenga del vídeo.
 
Mejora el SEO: Google ya tiene más en cuenta este tipo de contenido y lo indexa fácilmente. Además, los usuarios pasan más tiempo en las páginas con contenido audiovisual y hay una mayor probabilidad de que este contenido se comparta.

 
Facebook tiene claro que el futuro está en el vídeo y ya está trabajando en una herramienta que permita a los usuarios descargar los vídeos para verlos cuando ellos lo deseen ya sea online u offline. También lo sabe Instagram, que empezó con vídeos de 15 segundo y desde hace unos meses ya permite subirlos con una duración máxima de 1 minuto. Por no hablar de Periscope, aplicación que están causando furor con los vídeos en streaming, en los que el usuario puede interactuar en vivo y en directo.