Dark Social, ¿por qué no podemos ignorarlo?

Dark Social, ¿por qué no podemos ignorarlo?

Categoría: 

Hace ya muchos años que las empresas y marcas están obsesionadas por el tráfico web de calidad y por saber de dónde proviene este tráfico. Esto es normal ya que la medición es fundamental para llegar a posibles clientes y sobretodo para saber cómo han llegado hasta nuestra web. Pero resulta que hay un pequeño problema y es que no es posible analizar todo este tráfico, hay una parte, el denominado Dark Social que no sabemos de dónde proviene.
 
Así que, si pensabas que la analítica web era una ciencia exacta igual que las matemáticas ibas muy equivocado.
 
El Dark Social es todo aquel tráfico que va a nuestra web y tiene una procedencia desconocida y por lo tanto nos resulta complicado por no decir imposible de medir. Ahora te estarás preguntando de dónde puede provenir este tráfico, ya que está claro que se tiene que originar en algún sitio. Pues bien, el Dark Social sería el tráfico que proviene chats, mensajes de texto del móvil, aplicaciones, de navegación segura, mail...Es decir, es todo aquel contenido que se comparte por canales privados.
 
¿Quién no le ha mandado a un amigo un enlace a través de WhatsApp? Si alguna vez lo has hecho, bienvenido, ya eres un generador de Dark Social.
 
El problema para las empresas que miden y analizan el tráfico web es que todo el tráfico Dark Social aparece en Google Analytics como tráfico directo, cuando en realidad su procedencia puede ser muy variada. Hay empresas que tienen un tráfico directo desproporcionado haciendo que sea imposible que tantos usuarios hayan escrito en su navegador el link de referencia, links que muchas veces son larguísimos y poco amigables.
 
Por este motivo no podemos ignorar este tipo de tráfico. En algunos sectores empresariales el Dark Social representa un 50% del tráfico total y en algunos como el turístico o el de búsqueda de ejecutivos ronda el 70%. Una gran cantidad de este tráfico son recomendaciones directas de la gente.
 
 
¿Qué podemos hacer para combatir el Dark Social?
 
De momento solo podemos poner algunos parches que nos ayudarán a que no sea tan oscuro.
 
Google Analytics: Se pueden crear segmentos que recojan las URL largas y poco amigables (las que nadie se atrevería a escribir en su navegador). Excluiremos todas estas URL del tráfico directo y se lo sumaremos al tráfico social ya que es probables que el usuario haya visto el link en redes sociales pero lo haya compartido de manera privada por WhatsApp.
 
Botones de compartir: Hace tiempo que todos sabemos que al usuario hay que ponerle las cosas fáciles, así que hay que hacerlo de manera que le sea fácil compartir el contenido en redes sociales y evitar que copie el link y lo mande de manera privada. Así que hay que poner los botones sociales en sitios visibles, por ejemplo en los mails y configurar los códigos UTM para poder detectar de donde proviene el tráfico.
 
Acortar las URL: Podemos acortar un link con bit.ly varias veces, cada uno lo distribuimos por un canal distinto, de esta manera podemos  hacer un seguimiento del número de clicks de cada uno de los links y sabemos de dónde procede el tráfico.
 
Según Hootsuite la mayor parte del Dark Social se origina el dispositivos móviles, así que como más Smartphones haya en nuestra sociedad más Dark Social se generará.